Mirar a los ojos

¿Es cierto que una persona se enamora mirando a otra a los ojos? Todo el mundo sabemos que los ojos son el espejo del alma, o eso  nos han dicho siempre. Que establecer contacto visual con alguien es relevante. Existen diferentes tipos de miradas: romántica, expresiva, aquella que cautiva…

La mirada es una herramienta de nuestro lenguaje corporal más importante en  general para las relaciones, sean del tipo que sean. Prestar atención a todos los detalles cercanos a sus ojos como son las cejas o las emociones que puede transmitir la persona con la mirada es importante. Cuando la persona nos está contando algo es importante mostrar interés con la mirada, expresando alegría, tristeza…

Como hemos dicho antes: “la mirada es el espejo del alma” y cuando tenemos un contacto visual bueno con una persona propicia que haya sentimientos buenos mientras que si el contacto que se establece es malo puede provocar distancia o indiferencia en la persona pudiendo llegar hasta ofender.

Estudios han determinado que cuando nos encontramos frente a una persona que nos atrae o de la que estamos enamorados el tamaño de las pupilas es mayor, es decir, se dilatan y que sostener la mirada a alguien durante bastante tiempo activa determinados sentimientos por lo que es imposible mirar a los ojos y no sentir.

Pero mirar a los ojos no tiene por qué ser un concurso en el que solo puede quedar uno, se puede mirar el entorno donde nos encontramos pero lo que no se puede hacer es mirar de una forma errática mientras se mantiene una conversación.

A continuación hablaremos de unos cuantos consejos para establecer un buen contacto con los ojos de otra persona.

TENER CONFIANZA EN SÍ MISMO: Cuanta más confianza depositamos en nosotros mismo es más fácil sentirnos cómodos. Es importante considerar a esa persona cercana y sentirse cómodo.

EL GRUPO: El lenguaje corporal empieza por la mirada en grupo y conforme se va adquiriendo confianza se la empieza a mirar alrededor pero nunca durante demasiado tiempo.

LA PERSONA: Cuando creas que es el momento, la mejor manera de conectar con una persona es manteniendo la mirada durante más tiempo del socialmente establecido.

Como último consejo, aunque la mirada es muy importante no dejes de lado la sonrisa. Transmite tranquilidad y sinceridad.